NO QUIERO SER PARTE

No se si alguna vez quisieron algo durante mucho tiempo, fueron tras él y en el proceso se dieron cuenta que no era lo que esperaban?.. Llevo 10 años de mi vida creyendo que quería trabajar en el “mundo de la moda”, como toda niña de 15 que empieza a pensar qué quiere hacer y con muchas fantasías en la cabeza, dos años después salí del colegio decidida a que en algún momento podría unir la moda que me apasionaba, con el arte y la comunicación visual, en ese transcurso volé kms lejos de casa, estudié un par de cosas, y abandoné otro tanto, y el viernes 24 de abril hace unos cuatro días para ser exactos, fui parte del “Fashion Revolution Day Argentina”, a veces hay cosas que aunque suene exagerado te cambian la vida, y te la cambian porque tus percepciones cambian, porque te das cuenta que aquello que fuiste a buscar no es exactamente eso que creías porque elegiste ignorar un montón de realidades. Bueno ese día al escuchar a estas personas se me movieron muchas cosas internas y decidí de pronto que: No quiero ser parte de la moda, de ésta.

timthumb

Me niego totalmente a ser parte de una industria que lucra a costas de personas que tienen como esclavos y mueren Literalmente por hacer ropa, son los “fashion victims” reales, que todos nosotros indiferentes ignoramos, no solo porque no querramos verlo, sino porque los medios de comunicación lo callan, y los gobiernos aún más, y claro qué se podría esperar si en Argentina una de las personas que tiene varios talleres con trabajo esclavo es la esposa de quién hoy tiene la osadía de postularse como presidente y obvio no se ha podido hacer nada en contra? (Aclaro que no quiero hacer de esto un debate político porque no soy de ningún partido en especial).

Me niego a ser parte de un negocio al que no le basta con acabar con nuestros animales y recursos naturales para hacerse aún más ricos, sino que la muerte de más de 1000 personas hace un año en Bangladesh le importó mucho menos, y solo unos cuantos se han animado a luchar en contra de esto cuando debería ser un trabajo de todos en la industria.

El viernes entendí cuán pocos somos por lo menos hoy en latinoamérica los que nos interesamos por estos temas, y cómo necesitamos que se corra la voz para ser agentes de cambio, creo firmemente en que así sea considerada una industria banal y frívola, llega a cada rincón por eso es “masiva” y que como tal, tenemos la obligación de comunicar a través de ella mensajes que valgan la pena para hacer consciencia y ayudar a cambiar varias de nuestras realidades.

Después de escuchar a Gustavo Vera vocero de la organización “La alameda” quién nos informó cómo hoy por hoy se lucha contra muchas marcas nacionales para la regularización de sus talleres y nos entregó cifras alarmantes sobre el tem, Romina Cardillo diseñadora de Nous Etudions  me asombró con su definición de lo que significa para ella el diseñador, en sus palabras y me atrevo a citarla: ” Es un comunicador vinculado al compromiso social”, y me di cuenta que es eso a lo que debemos apuntar: no sólo los diseñadores que trabajan para esto, si no quienes escribimos y publicamos en medios como los blogs, portales, páginas y revistas. Romina por su parte, hace un gran trabajo al crear ropa con materiales sustentables y además por medio de sus diseños logró rescatar el trabajo artesano de los aborígenes Wichi, comunidad del norte argentino.

Debo decir que me encantó haber sido parte el viernes del Fashion Revolution Day porque ese día decidí que lo que menos quiero es encajar y que haré lo posible para informar, apoyar y hacer así sea pequeños cambios que aunque sea una en un millón, se hace la diferencia, que me encantó saber que hay varias personas involucradas en Argentina, como las que hicieron posible el encuentro (Romina Benitez, Gabriela Vasquez, Jimena Yanes)

Antes de terminar el post, me enteré que hoy se incendió otro taller clandestino y que murieron 2 niños, a lo cuál me pregunto: Cuántos de nosotros vamos a seguir siendo parte de esto? Más allá de cómo nos veamos, de lo que sea lindo, de las tendencias y demás.. Creo que es necesario que nos replanteemos nuestro consumo y elijamos capaz otras opciones, hay diseñadores que trabajan a menor escala y aunque salga un poco más caro, no sólo se compra buen diseño nacional, si no mano de obra justa y materiales que no ataquen nuestro medioambiente.

Magnifique!

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s